viernes, 20 de febrero de 2015

What We Do in the Shadows.

Hola a toda la gente linda ¿y por qué no? hola a los feos de mierda también. A pesar de haber tenido un pequeñísimo receso en donde Zompkin salió de vacaciones hacia su propio culo y yo me tiré el pico toda la semana, volvemos recargados y con una sorpresa que es digna de alegría para todo el mundo. En el terror, solemos reirnos de las películas que son cutres tanto en su guión como en sus efectos o básicamente, son tan serias, pero a la vez infantiles (como Legión) que también nos hacen troncarnos de risa, pero también de rabia. Pero ¿cuántas veces hemos disfrutado una película una buena comedia con temática de terror? ¿Cuántas son de verdad buenas sin caer en el humor ridículo? Si, seguro que todos ustedes recuerdan Shawn of the Dead (y el que no, tiene que ser bastante aweonao) pero desde entonces, no hay mucho mas que nombrar... exceptuando lo que les traemos a continuación: What We Do in the Shadows.




Género: Terror
Temática: Humor Negro, Vampiros, Mockumentary
País: Estados Unidos/Nueva Zelanda (como black sheep)
Duración: 86 Minutos
Año: 2014
Directores: Jemaine Clement/Taika Waititi.
Guionistas: Jemaine Clement/Taika Waititi
Intérpretes: Jemaine Clement, Taika Waititi, Jonathan Brugh, Cori Gonzalez, Ben Fransham.




Un equipo de documentalistas ha sido cordialmente invitados a grabar como se vive en una de las casas de convivencias mas secretas de todos los tiempos: una casa de vampiros. Viago, Deacon, Vladislav (jajajajajajajaja) y Petyr son 4 vampiros que conviven juntos en una gran mansión y que pronto nos darán a conocer que los problemas de los vampiros no son solamente el conquistar mujeres y chupar sangre como locos. Quien lava los platos, quien ordena, controlar el temperamento de sus compañeros, evitar que hagan locuras por amor o disciplinar a sus lacayos son algunas de las actividades rutinarias de nuestros simpáticos protagonistas quienes se prepararán mejor que nunca para la tan esperada Mascarada Diabólica, una celebracion en donde van lo mejor de las brujas, demonios, zombis y vampiros.


Por eso los vampiros no cenan mujeres con la regla.
Tenemos que empezar diciendo que What We Do in the Shadows es una comedia inteligente que no es para todo público. Si bien hay sangre a tonel (porque es humor negro) no hay nada que se propase de tono y se podría ver perfectamente con alguien de 12 años al lado. El problema, es que el film no es tan gracioso si no entiendes bien el concepto de vampiro, incluyendo sus costumbres, debilidades, filosofias y clichés que con ello conlleva. La película es muchísimo mejor si manejas los términos básicos de un vampiro, como por ejemplo su enemistad con hombres lobo o que no pueden entrar a un lugar si previamente no son invitados (por eso Drácula hipnotiza para que las féminas le abran la ventana al muy patas negras). Ahora bien, llevemos todo el contexto de vampiro de la época media a la época contemporánea y ¿que nos da de resultado? una de las mejores comedias que he visto en los últimos tiempos.


Aunque tengas 800 años, siempre se puede hacer el ridículo.
What We Do in the Shadows es una película que maneja muy bien el género de la comedia y de la sátira. Tiene 4 protagonistas que harán que nos encariñemos con ellos como si los estuviesemos viendo por años (mencion especial a Petyr) y los 4 son un cliché marcado de los vampiros dependiendo de la época en la que fueron convertidos:
Primero tenemos a Petyr (sin edad determinada), que es la encarnación de los primeros vampiros, un tributo a Nosferatu que guarda demasiado el temor que inspira, pero que a medida que va progresando la película, se vuelve tierno, casi al punto de ser abrazable. Segundo tenemos a Vladislav (862 años) Que hace clara alusión al Conde Vladimir Draclau, el empalador (que aquí se llama el pinchador jajajajajaja) que inspiró a todas las leyendas que después desembocarían en nuestro chupasangres favorito: El Conde Drácula. No olvidemos mencionar que Vladislav es mujeriego, hipnotizador, elegante, sexual y tremendamente poderoso, siendo el que mas domina el arte de hipnotizar a las personas. Viago (317 años) Es el vampiro mas hospitalario y también el mas parecido tal vez al Drácula de la primera de la Hammer. Gusta de atender bien a sus visitas, guarda todavía el amor de una  mujer en su corazón, pero también es uno de los mas sanguinarios. Viago es el encargado de llevar un orden en la casa y de hacer llevadera lo mejor posible la relación entre los 4. También ama las cámaras. Finalmente tenemos a Deacon (183 años) que es el que protagoniza aquellas películas un poco demasiado imaginativas de humor negro que estan saliendo ahoa. Deacon es un vampiro nazi que tuvo que arrancar a Nueva Zelanda porque después de la guerra nadie quería ver un vampiro, tampoco un nazi, menos aún un vampiro nazi. Deacon es flojo (como Zompkin que vive de "vacaciones"), altanero (como Zompkin que vive echándolos del blog) y le gusta tejer (como a Zompkin que me hizo un hermoso gorrito de lana para el pico).


Palabrazos entre vampiros y hombres lobo, hasta que estos se transforman.
 A pesar de que la película hace risas de todos aquellos vampiros que son los mas conocidos en el cine, What We Do in the Shadows tiene un profundo respeto por las leyendas de los vampiros y aporta un toque fresco al cine de horror que tanto lo está necesitando entre los refritos y el cine de superheroes que está siendo la moda de hoy en día. Sus gags son tremendamente ingeniosos y tiene escenas muy épicas, como nuestros amigos hipnotizando a la policia que les va a revisar la casa por que escucharon gritos, o a los pobres vampiros tratando de entrar a un nightclub pidiendo que sean invitados ya que de otra forma no pueden entrar a ningún recinto. Su música está demasiado acorde a todos los eventos y su guion es bien llevado, tal vez, demasiado bien llevado haciendo que la película se te haga algo corta. Su formato es de falso documental teniendo la cámara "amateur" que ya está demasiada cocinada para nuestro gusto, la gracia, es que en esta película está llevada totalmente a nuevos niveles, todo al servicio de hacer aún mas chistosa la película.


Que no pare la fiesta para los vejestorios! 
 Hay que advertir que para quienes buscan terror, esta película no es una opción a pesar de que tiene uno o dos saltos muy puntuales. What We Do in the Shadows sorprende por el rico universo que emana desde el momento en que empieza. Cosas como dos vampiras que las mordieron cuando niñas y que ahora se dedican a cazar pedófilos, la mascarada diabólica anual, los cazavampiros, los hombres lobo tratando de controlar su furia (y nuestros protagonistas que los provocan a pesar de que se cagan enteros de miedo cuando estos ultimos se transforman) hacen que el contexto de la película sea demasiado rico y bien pensado en todo aspecto. También es lindo saber que nuestros protagonistas vampiros guardan todos esos poderes a lo vieja escuela que casi yo no recordaba: la habilidad de transformarse en cualquier animal, el mismo hecho (repetido hasta el cansancio) de que hay que invitarlos a pasar para que puedan entrar a alguna disco.


Petyr descubriendo que es un prolapso anal
  Entre los errores que cae la película, está la forma en que es muy poco evidente cuando los vampiros hipnotizan a la gente (y puta que lo hacen) dejándonos a veces confundidos y mordiendonos los cocos al no saber por qué la gente reacciona de forma tan ridícula. Otro de los puntos malos que tiene es que hay partes muy específicas que sirven como relleno y hace que la película también se vuelva un poquito tediosa y confusa, cosa que, para que negarlo, le resta puntos a la hora de englobar un todo y de seguir la interesantísima historia de 4 vampiros rumbo a la Mascarada Diabolica.  

Lo Bueno: La película tiene muchos puntos a su favor, buen humor, buen ritmo, unos protagonistas increíblemente queribles, buena música y buenos efectos, también escenas memorables.

Lo Malo: A veces hacen parecer algunos gags mas evidentes de lo que son, confundiendo mas de una vez al espectador y también tiene algunas escenas que están de sobra. Lamentablemente para este estilo de película, eso le hace un flaco favor.

Nota Mojón con Choclos: 8,7/10
Nota IMDb: 7,6/10


Seductores Vampiros Nazis
En resumen: What We Do in the Shadows es una mezcla entre Drácula y The Office (la serie de Steve Carrell). Dotada de mucha imaginación, respeto hacia los vampiros de la vieja escuela, con unos recursos que no son para nada usados en estos días pero que sirven de manera espléndida (en las manos adecuadas supongo) y que hace mucha gracia. Es una película yo diría que para mayores de 12 o de 15 años por si quieres divertirte y entenderla bien y no hay problemas de sangre salvo un par de escenas en las que hacen una ridiculización del gore que al parecer es lo que mas se ve en estos días. No puedo recomendarsela a todo el público, porque a mas de alguno no le caerá en gracia el humor que tiene ella (porque no falta el aweonao que "no las entiende") pero de todas formas debería arriesgarse y perder una hora media de su vida, de seguro que no se va a arrepentir.


 Sigan leyendonos, dandonos like en la pagina de face, comentando como si la wea fuese un debate político. Sáquenos la madre, ámenos, rétenos y después vuelvanos a amar, dejenos un comentario y haganos saber que le apreció a usted esta obra aunque nos importe una mierda, porque nos hace muy feliz a Zompkin y a mi el saber que nos leen un montón de gordos de mierda ociosos (si usted es gordo por problemas glandulares, retiro lo dicho). 


Lo que haría Zompkin o yo si fuesemos vampiros (aparte de chupar el pico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada