lunes, 22 de abril de 2013

Saw 2

Buenas tardes al respetable público. Mantuvimos una charla con Zompkin (en realidad, fui solo yo, porque el se estaba agarrando el pene al otro lado del pc) en la cual evaluamos mi desempeño en el blog. Si bien soy el favorito por todos ustedes (jijiji) concordamos en que tal vez mis post tenían problemas de párrafos y yo de virginidad. Asi que esta vez, les traigo un nuevo post, con nueva fórmula mojón 5.1 Dolby Digital Dts del culo y además, la secuela de mi último post. Cabros, esta noche celebramos!! si!!! celebre!!! póngase una corneta en el culo y que sus cachetes aplaudan como foca, porque junto a la nueva fórmula, le traigo la segunda parte de este clásico ganador del Guinness y del corazón de Zompkin (que por cierto, es bastante fácil ganárselo) Saw 2.




Género: Terror

Temática: Venganza, Muerte, Misterio
País: Estados Unidos
Duración: 100 Minutos
Año: 2005
Director: Darren Lynn Bousman
Guión: Darren Lynn Bousman, Leigh Whannell
Intérprete: Donnie Wahlberg, Emmanuelle Vaugier, Franky. G, Tobin Bell 

Sinopsis: Eric Matthews Es un teniente del ejército de las mil putas con la típica personalidad de weon hundido en la mierda por ver a tanta gente a la que le han dado vuelta el hoyo en su carrera. Sería un weon mas sin brillo en su mundo sin brillo, si no fuese que en sus manos tiene al mismo asesino creador de tanta masacre que vimos en la primera parte (mentira, mató como a tres weones nomas, y se murieron solos los charchas de mierda). Todo va bien hasta que somete al asesino a un interrogatorio, en el cual descubre que en ese mismo instante se está llevando a cabo otro juego, con muchas más personas, incluyendo al hijo de Eric, y nuestro querido asesino, una vez más, es el dueño de las reglas de este juego sangriento (igual ni tan sangriento, dicen que es peor en las que viene).


 En Hollywood hay una fascinación de querer sacarle hasta la caca a las películas que son buenas en verdad. Si Saw fue un éxito arrasador, obviamente iban a sacar una secuela de la primera parte. En cierta medida, esto es bueno, sobre todo en el caso de Saw, en el que quedaron tantas preguntas en su final. Afortunadamente, su secuela tiene los ingredientes necesarios para que sea una segunda parte a su altura, ya que conserva perfectamente aquellos ingredientes que hicieron exitosa a la primera y además, le agrega aquella innovación que todas las películas deben tener para no caer en “más de lo mismo”. Pero ¿Qué tenemos en frente a la hora de ver Saw 2?, y yo les digo: Conchetumare!, que no tenemos aquí… en Saw 2 Volveremos a encontrarnos con aquel suspenso abrazador (mas al final si), con giros rotundos en su historia, con sorpresas y con mas personajes para matar. Si bien las trampas no son tan ingeniosas como la wea de la trampa de oso al revés que veremos en la 1, ni tampoco como la trampa que se cierra como una nuez al principio de la segunda, tendremos cosas bastante buenas, y dolorosas si se llega a poner en el papel del atrapado en cuestión. También un escenario mucho más grande que el de la primera parte, y más movilidad y participación por parte de los protagonistas. Nuestras pobres víctimas de nuevo estarán atrapadas por la excusa de que “no aprecian sus vidas, entonces yo les meto el dedo en el culo hasta que se rían como ardillas” pero esta vez, al estar sueltas, más de alguna personalidad psicopática podrá dejar la cagá. Y en eso esta película se pega el gran acierto.

 En la primera parte, la trama giraría en torno al misterio de la vida que llevan los protagonistas, pero en esta segunda parte, todo ese misterio se revela inmediatamente, para dejarnos absortos en sus personalidades, su forma de reaccionar ante la muerte inmediata y la presión por querer salir del lugar asfixiante en el que están. Por otro lado, y para descansar un poco de tanta wea junta y presión (por qué llegas a sentirte mas oprimido que monaguillo a poto pelao) tendremos el interrogatorio y el diálogo entre Jigsaw y Eric, que desesperado por salvar a su hijo, no es capaz de razonar ni escuchar en ningún momento. Y su guión, en este punto se llevará los más grandes aplausos, porque escuchar hablar a un Jigsaw moribundo (ese fue un spoiler y ni les avisé) sobre cómo ve la vida, es sencillamente admirable, usted verá más de alguna frase que se ganará medalla de oro. Otro punto a su favor, es que también esta película se centrará mucho en mostrarnos que el bueno, no tiene por qué ser tan bueno, ni el malo, tan malo, al final el malo tiene algo de salvador y el bueno, algo de vengativo, cosa que se agradece mucho a estas alturas en que casi todo se ha visto.

 Ahora, cambiando drásticamente de tema, si a usted le interesan las muertes de esta wea, ponga mucha atención, porque no encontrará muertes sádicas ni sacadas de mierda gratuitas, por lo menos, hasta la segunda parte, la película se centrará más en los misterios que en el sadismo en sí, pero igual tiene sus weas locas y cosas que harán saltar el pecho de los más sensibles. Igual la gente ha tenido problemas con el aspecto en que se rompe un poco la magia, y todos culpan al cambio de director, pero sinceramente y a pesar de considerarme uno de los fans que le chupa el pico a James Wan (lo escribo y se me abre el culo), la ausencia de “magia” (que tampoco es completa) es más porque ya sabíamos a lo que íbamos en esta segunda parte.

Sus escenografías son mucho más variadas que en la primera parte y cumplen su propósito completamente, porque a más protagonistas, debía haber más espacio. Si bien no volvemos a salir del edificio en toda la película (excepto un par de casos muy puntuales) no tenemos la sensación abrumante de encierro que teníamos en la primera parte, dándole más acción y dinamismo tanto a la historia, como a los personajes para que se muevan a su antojo, aunque debo admitir, que el encierro de la primera parte era infinitamente más escalofriante que ahora.

En su música la wea brilla tanto como la primera, osea? nada. No hay ningún aporte a la hora de su banda sonora y lo único que encontraremos (lamentablemente) es mas de lo mismo. Weas Agro que mas que hacerlo sentir en una película de terror, lo hará sentirse como un púber valiente por estar viendo weas que ven sus papitos antes de garchar y hacerle el hermanito.

Su guión sigue estando de la mano de uno de los guionistas de la primera parte Leigh Whannell lo que hace que esta secuela vuelva a tener el toque de misterio que tanto gustó en su primera parte, y es que aquí tendremos unos diálogos bastante coherentes (no tanto por parte de las víctimas) y algunas respuestas de la primera parte. En su final encontraremos muchas sorpresas nuevamente (igual, ni tantas, hay sorpresas, pero no se te va a caer el pico por ellas como en la primera) y también muchas dudas que dejarán la alfombra lista para una tercera parte.

Parece curioso que después del éxito de la primera parte, las productoras no le tuviesen mucha fe a la segunda parte y es que decidieron hacer su secuela solamente después de ver que Saw había recaudado más de 18 millones de dólares y solo le dieron 4 millones para la producción de la segunda parte. Ganó más de 40 veces esa cifra y se rodó en solamente 2 semanas, dejando 3 semanas libres para recrear todos los ambientes necesarios, semejante película en 5 semanas no está nada de mal, sobre todo, para ser una de las weas que ganó el record Guinness. Y bueno, como dicen los españoles con esto y un biscocho… no sé como sigue la wea, pero si le gustó Saw, entonces no puede perderse la segunda parte, según la opinión pública, aquí esta saga debió haber terminado, pero mi veredicto no terminará hasta ver la última película de esta saga, que tal vez, sea la primera saga completa que veremos por estos lares.

Lo bueno: su fórmula es “más y mejor”, mostrándonos más protagonistas, mas juegos, mas intrigas y mejores ambientaciones, con esto no digo que sea mejor que la primera, pero si una secuela más que digna para cualquiera que le haya gustado la primera.

Lo malo: Tal vez estaba demasiado pauteada con relación a la primera, el orden cronólogico mental que hice fue el siguiente: Presentación del caso, víctimas encerradas y sus muertes y finalmente respuestas que dejan más dudas abiertas, lamentablemente este patrón se repite calcado y eso hace que sea como un deja vú medio cuentero.

En Saw 2 tenemos, intrigas, sangre (pero no a destajos), víctimas y misterios. Como un padre orgulloso de su hijo, el cine de terror puede sentirse a gusto con esta secuela. Mas que recomendable para cualquier weon que nos siga, porque habrá mucho de todo y como dice nuestro querido Habrá sangre.

Nota Mojón con Choclos: 8.2/10
Nota IMDb: 6.5/10 estos culiaos creen que poniendo mala nota saben de cine, son como Italo Pasalacqua que les pone un 7 a las películas en donde salen vaqueros trancándose el choclo en el culo.

Escrito por Mojón con Choclos

Si quieres ver el review original pincha AQUI


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada