martes, 28 de enero de 2014

Rosemary's Baby

Bueno cabros, hemos vuelto con todo el ánimo y las ganas del mundo para hacer de este blog su favorito! (no hay nada más que queramos en esta vida). Atrás quedaron los días en que se rumoreaba mi despido y como aporte constante y arduo (además de atractivo para el blog) me preocupo de que tengan su dosis de buenas películas mensualmente. Esta noche no les traigo cualquier wea, y de hecho , es uno de los clásicos de los 60’ y que sacó chispas del culo de los mas cristianos. A estas alturas a todos les debe sonar el nombre de Roman Polanski (no no, no respondan en voz alta) y su clásico más clásico de los clásicos Rosemary’s baby.






Género: Terror, Suspense
Temática: Sectas, Satanismo, Terror psicológico
País: Estados Unidos
Duración: 134 minutines
Año: 1968
Director: Roman Polanski
Guión: Roman Polanski
Intérpretes: Mia Farrow, John Cassavetes, Elisha Cook Jr. (puta que es chico XD), Ruth Gordon.

Sinopsis: Rosemary (Rosa María) acaba de casarse con un weon que se llama Guy. Las cosas no van muy bien económicamente, pero ambos son felices. En el momento en que se mudan a su nuevo departamento, Rosemary nota que extraños sucesos están ocurriendo en el edificio (muertes, músicas culias raras etc) y más aún, su marido sorpresivamente comienza a estabilizarse y mejorar monetariamente después de conocer a dos extraños vecinos (unos viejos culiaos, con todas sus letras). Después de un extraño sueño, en donde a Rosemary tiene sexo con un demonio, se da cuenta que quedó chaqueta (embarazada, chaqueta es porque se la pusieron jijijiji) y tendrá que luchar por su hijo hasta las últimas consecuencias.


Ya miles de seguidores del blog, primero, para empezar déjenme situarlos un poquito en la carrera de nuestro querido director Roman Polanski.
 Polanski nació de una pareja de judíos inmigrantes (osea que no soltaba ni una chaucha) y desde pequeño que le llamó la atención el cine. Sus primeros trabajos fueron cortometrajes que tenían menos presupuesto que este blog,  pero que sin embargo, le valieron para poder costear su primer largometraje Polaco: El cuchillo en el agua. Luego de eso, su carrera fue en subida lanzando unos pequeños cortometrajes y luego un par de películas más, que le dieron premios hasta por la raja. Y aquí es donde paramos, en 1968 Cuando Polanski estaba en su mejor etapa, y donde sacó al mundo la película más significativa de su filmografía y sin duda la que mas rompió ortos: Rosemary’ baby.

Rosemary’s baby está adelantada a su época, así de simple, se las tiro de una en la mesa, como pene de negro cachondo. Porque mucho podrán decir de ella, que es lenta, que es lenta, que puta que es lenta, que le falta acción, que no causa miedo, que la wea no da ni para thriller, pero estos aweonaos neófitos no pueden estar más lejos de la realidad, echémosle un vistazo al contexto de la película. En 1968 estaba la cagá en el mundo, estaba la cagada con las guerras, la gente asustada, por los Vietnamitas cada vez se aferraban más a la idea de un Dios castigador, existía pánico colectivo y la clara creencia de que la humanidad poco mas tenía de tiempo. Por otro lado, estaban los excesos, que en Estados Unidos venían de la mano con Hollywood y todo su sexo, glamour y drogas que hasta el día de hoy lo han vestido de gala. Por otra parte, recién se estaban creando las primeras sectas satánicas (que también estaban de la mano con Hollywood) y todo el mundo del ocultismo estaba saliendo a flote. Las familias gringas luchaban por tener un ambiente sano y religioso dentro de sus casas, para que sus hijos no cayesen en el pecado de la industria más grande del cine. Entonces aparece Rosemary’s Baby, con un mensaje altamente de clara rebeldía ante este tipo de ambientes. En esta película, los más correctos son aquellos más sucios, la juventud, tratando de buscar su propio camino de paz, cae en la calidez de la seguridad de los brazos de los más mayores, y termina lamentándolo.

 Rosemary’s Baby trata de aquellos temas tabúes, el satanismo, los excesos, las fiestas rituales que tenían entre los más adinerados, las sectas que recién comenzaban a hacerse y el sentimiento de una madre que quiere proteger a su hijo hasta de ella misma. Si bien, la película es lenteja de por sí, tiene muchísimos puntos más a favor  que la hacen un verdadero Must See para cualquier amante del cine en general. Lo primero que hay que destacar, es que es una película basada en la novela de Ira Levin con el mismo nombre. Me di la paja de leer varias partes del libro, solo para asegurarles, que desde la vestimenta hasta los decorados, siguiendo por las personalidades de sus protagonistas y su guion enteramente, están retratados de manera perfecta en este film, cosa que se agradece de nuestro querido Polansky. En la película, nuestra mirada total será la mirada de Rosemary, ya que en ningún momento vamos a ver diálogos de otros personajes que no estén muy cerca de ella o que estén en su ausencia, por lo tanto, es un casi relato de la protagonista. Y este, es un punto muy favorable que suma muchos enteros a la producción. En ningún momento (hasta muy el final) no sabemos si lo que pasa por la mente de la protagonista es verdad, o pura paranoia creada por sí misma para justificar  unos dolores de gestación extrañamente fuertes. La capacidad que tiene la película para jugar con la mente del espectador es muy grande, y más aún con las interpretaciones maravillosas de sus actores, los movimientos de cámara que mas de alguna vez darán le sensación de claustrofobia (típica de Polanski) y por qué no? La desesperación de una protagonista que se siente sola en un mundo malvado.

De por sí, la película es bastante lenta, y no es apta para cualquier tipo de público (Zompkin culiao charcha se durmió de inmediato), pero por otra parte, aquel que sabe apreciar, se dará cuenta que en su guión no dejan ningún cabo suelto, nada está por estar y hay muchos detalles que descubrir (algunos dicen que el bebé aparece de manera subliminal, pero yo no lo vi). Situándonos en el año, sus vueltas de guión son muy sorpresivas (y digo situándonos, porque se colgó tanto weon, que ya nos parecen típicas) y lo que parece ser una historia de amor, lentamente se va deshilachando y convirtiendo en una historia de terror-suspense (como Italian Spiderman) que le dará vuelta el hoyo al más fiero (mentira).

 Otra de las cosas que hizo famosa a esta película (que ya tenía méritos de por sí) es que Charles Manson (el viejo culiao loco) mandó a su pandilla los Manson Fives (no, no se llaman así xD) a matar un montón de weones, entre ellos estaba Sharon Tate, la esposa de Roman y que murió apuñalada a los 8 meses de embarazo. Se rumorea que este asesinato tiene que ver con Rosemary’s Baby y con que a Mason no le agradó el hecho de que Roman retratara de esa forma el ocultismo, el satanismo y la venida de un anticristo de la misma forma que lo hizo Jesucristo (el hijo de Dios por si alguien no ha leído la biblia), así que le mató a la señora, a la guagua y a cuanto weon pilló por el camino: es considerada, una de las mejores propagandas de todos los tiempos (no, mentira, ya me puse cruel wn).

 Como dato curioso, podemos decir que este film pudo contar con actores de la talla de Robert Redford (forro rojo) o Jack Nicholson (que un día se le atoró el pico a la puerta), pero que sin embargo terminó siendo John Cassavetes el marido de Rosemary (todos se la querían garchar xD). La película está llena de mitos en sí y todos teniendo que ver con el satanismo, la gente se empezó a meter miedo y corrían rumores que lo hicieron en el mismo edificio en el que vivía BORIS KARLOFF (lo escribí todo con mayúscula porque se la chupo) y que supuestamente estaba maldito además, porque en sus puertas murió John Lennon, pero LAS PELOTAS! Se hizo en una wea que no conoce nadie. Otro de los mitos y que anteriormente dejé dilucidar, es que en esta película el bebé de Rosemary no se ve jamás, y aunque algunos aseveran que es porque Roman metió al demonio de manera subliminal, la verdad es que nuestro querido director lo dejó a la imaginación de la gente, para que sus propios miedos formaran la forma del hijo del diablo (hay que aplaudir esa wea, aunque igual quería ver la guagua). También hubo una miniserie, en el 76 que se llamaba Look What’s  Happened to Rosemary’s Baby (cacha lo que le pasó a la guagua de la Rosa María) y que eran más fomes que blanquearse el ano para después quedar plantado.

Lo Bueno: Tenemos una protagonista que pisa y lo hace fuerte, sabiendo lo que tiene que hacer y cómo hacerlo, en resumen, una Mia Farrow de 5 estrellas. Tenemos un guión muy bien cuidado y que no tiene pifias y una historia que para su tiempo dejó la cagá, sobretodo, por haberse hecho tan mundialmente conocida.

Lo Malo: Es que es más lenta que la chucha. Si te apasiona el cine, entonces la verás con muy poca dificultad, pero por el contrario, se te hará insufrible.

Nota IMDb: 8.0/10
Nota Mojón con Choclos: 8.0/10 (conchetumare, me puse como estos weones DX)

En resumen, si quiere ver como se abordaba el tema del satanismo tabú en los 60’ y 70’ entonces esta es su película, si sabe de cine, no se va a decepcionar, y si no sabe, le va a costar un poquito. De todas formas, el universo que rodea la película, tanto temporal como espacialmente es muy rico en historias y leyendas, así que infórmese y todo le parecerá más atractivo.

Escrito íntegramente y totalmente desnudo, por su Mojón con Choclos (que no corre riesgo de despido).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada