viernes, 26 de septiembre de 2014

Horror en Amityville

Queridos amigos mios, hoy vengo obvio, porque lo que diré ahora es una verdad universal: Zompkin es una buena persona. Ama al mundo, los ama a ustedes, ama el terror y el pico, incluso, a veces me ama a mi (desnudo), pero antes de poder seguir trabajando en nuestro blog (y una de nuestras secciones favoritas) me pidió como colega, que lo reemplazara, y como en tiempos de guerra cualquier hoyo es trinchera (y cualquier escopeta dispara) yo, Mojón con Choclos, vuelvo para deleitarlos con mas de nuestro apasionante mundito. Todos sabemos que ultimamente me ha dado por ver weas mas viejas que su madre, y esta vez no es la excepción (igual el cine de terror actual no ha estado muy movido), asi que les traigo la primera entrega de una saga que prometió mucho en sus tiempos y que lamentablemente, no llegó al renombre que llegaron nuestras queridas sagas Slashers, pero que aún así, vale la pena analizarla a fondo: me refiero a Horror en Amityville (terror en las ardillitas).



Título Original: The Amityville Horror
Título Latino: El Horror de Amityville
Género: Terror
Temática: Casas encantadas, Sobrenatural, Ocultismo.
País: Estados Unidos
Duración: 117 minutos
Año: 1979
Director: Stuart Rosenberg
Guión: Jay Anson, Sandor Stern
Intérpretes: Don Stroud, Helen Shaver, James Brolin, John Larch
Música: Lalo Schifrin (chiflín)






Sinopsis: Una familia gringa acaba de mudarse a una casa de ensueños, a la orilla del lago, con un pequeño puerto para no tener que meterse el bote en la raja, con mucha areas verdes para cagar mirando los patitos y mucho espacio para que jueguen los niños y el perro culiao de mascota que tienen. Pero como no todo lo que brilla es oro, esta casa que fue conseguida a tan bajo costo, guarda un pasado oscuro: Sus antiguos dueños fueron víctimas de una masacre por parte del hijo mayor de la familia, que los acribilló a escopetazos. Estos mismos hechos, harán que la casa comience a tornarse rara... cambiando la actitud de quienes la visitan e incluyendo a los dueños de casa.


La fe mueve montañas, pero no cura estreñimiento.
Generalmente, cuando les hablo de películas viejas, me bajo los pantalones y les empiezo a aplaudir con el culo como si fuese una foca, pero lamentablemente, aqui no será así, asi que me los subo, pongo cara de serio y con esto les demuestro que Horror en Amityville, mas que nada, es una película sobrevalorada. Terror en Amityville es una película basada en un hecho de la vida real en Amityville (jiji) New York. El gran acierto de esta película tal vez, es haberla hecho 5 años después que sucedieran los hechos reales, siendo tremendamente fresco en la memoria de sus espectadores los acontencimientos (tal vez) mas grandes de poltergeist que se han registrado como verídicos hasta ahora. Stuart Rosemberg, su director, aprovechó una buena oportunidad para mandarse una cagada que a muchos dejó conforme, pero personalmente a mi no, vamos por partes.


Vieja! no es lo que parece.
 La película empieza con la familia Lutz conociendo el interior de la casa mientras una guia les va explicando quienes vivían ahí, a medida que entran en las habitaciones, tenemos unos escalofriantes cortes que nos muestran como el hermano mayor de la familia se empieza a cagar a cuanto cristiano pilla durmiendo con una escopeta (sin escatimar en sangre y violencia por suerte). Un adelanto que nos dice: Esta wea se viene buena, no se despegue del asiento ni para mear, pero se nos va quedando floja por el camino. Sus grandes trancas, que la hacen de culto por pocos méritos propios son su guión incoherente, algunos personajes que sobran en todo momento y un alargue insufriblemente innecesario que se torna al final. Muchos han hablado mal de sus actuaciones, pero creo firmemente que la del protagonista (que de a poco se vuelve antagonista) nos salva la película.


La única escena que me dio escalofríos: los ojos en la ventana.
 En si, la película no tiene nada de espectacular. Sus momentos de tensión NO son tensos, sus misterios son poco misteriosos y tiene personajes que lamentablemente caen rápido en el olvido, como la pseudo-vidente comadre de la familia neo hippie fumadora de marihuana y que en mas de una ocasión la quieren hacer callar de una patada en la raja. La tia Monja que mas que una monjita buena se parece al pingüino de Batman y que es mas cagona que la cresta, porque no alcanza a poner dos patas en la casa antes de salir corriendo con diarrea y Ebola. Tenemos a un "sindicato" de sacerdotes que no dejan que el curita mas bonachón vaya a exorcizar la casa, cosa extraña, porque nunca dan una buena razón... no van porque les da paja. Tenemos al típico alguacil que aparece de la nada, mira feo a todo el mundo para que sepan que sospecha de ellos, pero que muy dentro de el, sabe que no cacha ni una de lo que está pasando y mas se nota, cuando al final de la película, nos damos cuenta que el tipo estuvo dando vueltas en todo momento Y NUNCA HIZO NADA (alguien recordó al detective Hofman de Saw?). Dicho esto, todas nuestras esperanzas recaen en la familia, que como sabemos, serán los amos y señores de esta película.


Me dijiste hombre-lobo, conchetumare?
 Hay que destacar (este parrafo es un TREMENDO SPOILER, asi que si es marica, salteselo) que nuestra película no es una película de fantasmas como se cree. Es una película de una casa encantanda, en donde las fuerzas negativas no son los pocos espectros que se ven, sino que el espíritu de quien la costruyó, un brujo de la época victoriana que al ser descubierto fue muerto con un palo en el popó (en realidad no, pero era mucho mas interesante así), por lo tanto, fantasmas no van a aparecer mas allá de una que otra mención.

Lo mas rescatable de la película, son dos puntos que la hacen rescatable y veible. Podemos ver como el padre de la familia se va transformando de a poco en un monstruo, sediento de sangre, lleno de rabia por dentro y siendo llamado a matar, a reventarse en desesperación, con unas actuaciones maravillosas y un maquillaje sutil pero creíble. Esto, junto con una soberbia banda sonora que fue hecha para El Exorcista (aquí se caga Zompkin) que nos acompaña en todo momento, nos hará un poco las cosas mas fáciles, porque Brace yourselves alargue is coming...


Qué? alguien meó de nuevo en la fuente del agua bendita?
  Si bien la película tiene unas escenas que no son olvidables, como a nuestro protagonista, volviendose loco, al buen sacerdote rezando dentro de la casa para terminar siendo expulsado por la podredumbre que el mismo lugar alberga y al mismo sacerdote rezando dentro de la iglesia, para terminar siedo vencido por las fuerzas del mal, que lo dejan ciego y destrozan metafóricamente su fe. Otra escena que es digna de mención, es la del principio, la matanza, es bastante gráfica y aporta su gota de entusiasmo y sangre que le faltará a la película en la hora que viene, y digo que faltará, porque nuestro querido Stuart, hará todo lo posible por mostrarnos sangre el resto de película, aunque sea totalmente injustificada y parezca mas que no quiere botar la tempera a que de verdad haga falta.



El verdadero mal te quiebra el alma, pero se mete por la raja
 Tal vez la parte que mas me decepcionó, fue su descenlace (otro SPOILER), en el que todo el "realismo" que muestra en la película se nos va a la mierda y en un afán de tirar toda la carne a la parrilla se nos pone mas cuentera que la chucha, y nos muestran paredes con sangre, hoyos en los techos y en el suelo, que todo se empieza a partir por la mitad, un perro salvando a un weon con bigote que se cayó a un pozo de brea, la familia tratando de huir en auto sin las llaves (que después aparecen misteriosamente en lo que llamo una pifia mas fea que tu mamá en pelota).




Lo bueno: Tiene mucho mérito la originalidad del tema (irónicamente basado en un libro de una historia verídica jajajaja). Algunas actuaciones soberbias, como las del cura o el hombre de la casa, que enfrentan las peores consecuencias de la casa. Su música que te engrifa los cocos y da el efecto que la película por si sola no puede. La casa, que es un acierto a la hora de recrearla, muy parecida a la original, tal vez, hasta mas tétrica. Tal vez lo mejor de su guión, es que la pareja compró la casa aún sabiendo que habia muerto tanta gente en ella.

Lo malo: Como tiene actuaciones buenas, tiene otras que son paupérrimas, la protagonista está toda la película mirando con cara de weona, los cabros chicos, que por suerte salen poco, desencantan bastante la película con también cara de weones (de tal palo a tal astilla) sin saber casi nunca que hacer. Su duración y un alargue culiao insufrible que te pegan casi al final, en donde empiezan los clichés de la mina que investiga, del detective intimidante que no tiene idea donde tiene el pico y que lo peor de todo, ninguno de los dos llega a ningún lado. La forma en que en toda su ejecución se queda en un "casi": casi da susto, casi tiene suspenso, casi te hace pegar un saltito.

Nota IMDb: 6.1/10
Nota Mojón con Choclos: 6.5/10 No es que me las dé de hipster u.u 


A quien se le reventó el tomate?


En resumen, esta película es un clásico mas que por méritos propios, por su contexto: Con los hechos paranormales frescos, en una época en donde volvía el auge de las películas de terror y con una temática muy poco explotada en donde su mas grande acierto fue la innovación y su mas grande defecto, su pobre ejecución. Si la va a ver, aténgase que es media aburrida y puede que lo latée a pesar de que las opiniones al respecto son muy extremas: o la aman o la odian... personalmente, espero que las que vienen sean mejores.

  No olvide compartir con todas las clases sociales, en el colegio, en el trabajo, en el baño, cuando esté chantándole el paté a la polola y cuando le den la oportunidad de hablar weas. También agradecemos mucho los mensajes de apoyo que nos dejan, y nos motivan a que este espacio culiao siga vivo, porque puta que les gusta leerlo y ni opinan flojos chuchasdesumadre hijos de la perra. Se despide, siempre caluroso (pero nunca tan amable como Zompkin) su querido Mojón con Choclos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada