viernes, 15 de junio de 2012

Re-Animator

Lalalalalala (alarma de post nuevo) Hola mi querido público hoy vengo derechito al grano, porque lo que les vengo a comentar, es de estas películas que te dejan sin aliento (mentira), pero entretenidísima hasta más no poder (sino pregúntenle a Zompkin que se durmió toda la película de mierda). Bueno, sin más preámbulo y sin darme más vueltas que perro con el culo cagado, les presento respetables lectores: Re-Animator (osea, el re-animado, una persona que tiene mucho animo jajajajajajaja una mierda de chiste) 








Género: Terror, Ciencia Ficción.
Temática: Mad Doctor (y vaya que está loco este conchesumadre)
País: Estados Unidos
Duración: 86 Minutos
Director: Stuart Gordon 
Guión: Dennis Paoli, H.P. Lovecraft (Hijo Puta Lovecraft jajaja) 
Intérpretes: Barbara Crampton, Bruce Abbott, Jeffrey Combs.

Herbert West es un doctor poco ortodoxo (y cual no feos de mierda!) que investiga una curiosa fórmula para reanimar Los procesos químicos de nuestro cerebro cuando estiramos la pata, cuando nos ponemos el pijama de palo, cuando pasamos al otro patio, cuando se nos acaban las arvejas, cuando se nos caen los cocos del árbol jajajajaja, osea, cuando morimos. Lamentablemente, y como siempre es bien dicho, todo gran acto, tiene su gran consecuencia, y este doctor, por llegar a descubrir la validez de su teoría romperá más de una vez las reglas, desencadenando las pesadillas más horribles del ser humano pom pom poooom. 


Ya cabros! les voy a contar la firme: No estamos ante una obra maestra del cine de terror, ni ante una wea que los va a deslumbrar y los va a dejar con pesadillas al mismo tiempo, no señor (no sean weones). Pero si, estamos ante una película, cuyas actuaciones van más allá de lo meramente bueno, con toques teatrales y por sobre todas las cosas, con un Mad Doctor digno de los mejores que han salido hasta ahora. Y no es exagerar, porque ver la actuación de Jeffrey Combs (Herbert West) es un grito al cine de terror, no es un serial killer, ni algo totalmente desconocido, va mas allá de eso, son todos los contrastes de hasta dónde puede llegar la maldad de una mente enferma por conseguir aceptación y reconocimiento, sin importar las consecuencias, los sentimientos o los mismos límites de la vida. Nuestro doctor, entonces, retrata perfectamente esta idea, con una carencia de emociones que se pueden notar en sus ojos, y con el descubrimiento del miedo, por su mismo experimento en otras partes; Sencillamente, increíble. 

Otro punto a favor que vamos a encontrar en esta película, es su historia, impactante por donde se la mire, como todas las obras de Lovecraft, en donde el miedo va mas allá de pegarse un salto porque te aparece un weon con un cuchillo clavándote el culo, sino mas bien, un miedo psicológico, en donde los gritos, los movimientos de aquellos que son reanimados, los lúgubres lugares de un hospital ciertamente ineficiente y la mentalidad de un alumno brillante y de buen corazón que se deja llevar por el doctor West, hacen que la historia tome vueltas enfermizas, situaciones límites y sobre todo, el tercer gran aspecto de nuestra película: El gore.

Estamos frente a una película con gore, bastante gore, con unos efectos de látex que harán las delicias de aquellos que disfrutan el otro lado del cine, aquel que unos abe que se hizo con mucho esfuerzo, con imaginación y con ganas de crear algo distinto. En este ámbito Stuart Gordon se lució, haciendo algo fresco en toda aquella época de explotación del cine de terror y del gore, una bocanada de aire fresco, con toques que solo le podrían dar a una película grandes escritores como Lovecraft o como Sthephen King en su más que notable Pet Sematary (cementerio de mascotas). Pero sin desviarnos del tema, esta película no tiene un uso excesivo del gore como encontraremos en las obras de Peter Jackson, pero de que tiene, tiene, y lo que tiene, lo tiene bien hecho, asi que no se preocupen lectores, que verán sangre.

En esta historia tampoco podemos dejar atrás un detalle que hace merecedor de ser nombrado en esta reseña, y es que esta película goza de un muy profundo humor negro, que solo aquellos más aficionados al cine de terror podrán percibir, pero que sin duda, logras mirar desde otro punto de vista, te sacará más de una carcajada. Finalmente para terminar, podemos decir que la música acompaña de forma apropiada todas las situaciones de la película, pegándose su desubicada una que otra vez, con sintetizadores que están demás de vez en cuando, pero nada en realidad que nos cague la película, tampoco podemos esperar un Ennio Morricone como en the thing de Jhon Carpenter. Ahora mi respetable público, déjenme conducirlos por una serie (dos en realidad) de curiosidades sobre esta película.

*A pesar de lo extraordinario de las actuaciones, el rodaje se demoró solamente 18 días contando también algunos efectos especiales corregidos.
*Se hicieron algunos comics, en donde West hacía pactos con el mítico Necronomicón (libro de H.P Lovecraft) y hubo problemas porque los comics se llamaban Army of darkness jajajaja)

Lo bueno: Buenas actuaciones, buena historia, buenos momentos y buen humor, todo sumado con gore, que mas podemos pedir?

Lo malo: No alcanzo a pesar de la exitosa formula, a ser una obra maestra del cine de terror, a pesar de ser muy notable. 

En resumen: Si usted quiere ver algo fresco, original, que lo haga pensar (pero no tanto, porque todos sabemos que usted es weon) entonces vea esta película. Más adelante, estaremos mostrándole las secuelas y los spin off, que se harían a partir de esta obra.

Nota Mojón con Choclos: 8.5/10
Nota IMDb: 7.3/10 

Se les despide con un besito en los genitales su mojón más querido, mojón con choclos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada