viernes, 16 de agosto de 2013

The Rite

Wenas cabros, hoy, me voy a saltar las formalidades (como siempre), porque tengo en mente algo que siempre quise hacer (caminar u.u). Como todos sabrán, Zompkin, amo, señor, perro y puto de este blog, es bastante resistente a ver cualquier tipo de weas, desde gores, pasando por cine b e incluso el cine z (una vez vimos la mitad de Pink Flamingos wn). Es normal que ustedes queridos lectores crean que este weas grandes (Zompkin) no le tiene miedo a nada. Pero hoy les voy a revelar un secreto (igual siempre dice la wea, asi que no es ni tan secreto), nuestro querido líder, tiene su punto débil, su fibra sensible, su dedo en el culo, su chato en los cocos, su pico en el ojo etc… y es que este personaje carismático le tiene MAS MIEDO QUE LA CHUCHA a las posesiones infernales del diablo del infierno. Y como en este blog, cada uno tapa los hoyos del otro (jijiji) yo vengo a taparle el hoyo a Zompkin, hablandoles precisamente de una película de posesiones.

La wea que a continuación vamos a desmenuzar, es de estas películas que aprovecharon el mini auge que volvieron a tener los exorcismos después del Exorcismo de Emily Rose, recuerdan? Hace un par de años salió esa wea con audios reales incluidos(buena jugada en todo caso) que hizo que a mas de alguno se le pararan los pelos de la colita. La wea es que salieron mas de una de esas películas como The Last Exorcism y etc, que en realidad no hacian mas que colgarse de la fama que tuvo El Exorcista y su pseudo-copia El Exorcismo de Emily Rose. Entre estas películas, salió una que se llamó The Rite (la rata) que para bien o para mal, marcó una diferencia con respecto a todas las demás. VAMOS ALLÁ (conchasdesumadre).

Género: Terror
Temática: Hechos reales (xD), Posesiones
País: Estados Unidos
Duración: 114 minutines
Año: 2011
Director: Mikael Hafstrom
Guión: Matt Baglio, Michael Petroni
Intérpretes: Alice Braga, Anthony Hopkins, Ciarán Hinds, Colin O’Donoghue.

 Matt Baglio es un aspirante a sacerdote que antes de entrar a la wea ya está perdiendo la fe. Alarmados los demás come-niños (jiji) deciden llevar a Matt a la escuela de exorcismos del Vaticano, con la esperanza que nuestro futuro curita recobre la fe al estar frente a frente a las caras del diablo (no suena como un plan muy inteligente).


Ya cabros, después de una pequeña contextualizada y una sinopsis mas charcha que Zompkin en calzoncillos largos, empezamos con nuestro review.

  Estuve mucho tiempo tratando de hacer que Zompkin viera El Rito conmigo, generalmente, terminaba con el llorando porque una vez vió El Exorcista y se le dio vuelta el hoyo. Cuando me di cuenta de su valentía, decidi ponerme manos a la ubre, ponerme mi ropa interior mas cómoda (en pelota) y sentarme a ver El Rito, estaba Anthony Hopkins en ella, asi que por muy charcha que fuese, sabía que por lo menos su actuación me iba a salvar del tedio horrible si la wea era charcha tipo Legión. Me alegró darme cuenta a los pocos minutos que la película no tenía la intención de “llegar un paso mas allá” como los directores de ahora, que creen que haciendo eso sus weas son mejores.

Cuando comienzas a ver El Rito, automáticamente te sale la advertencia (mas cliché que la chucha)que lo que estás viendo de verdad sucedió y la wea. La película entera, esta inspirada en los diarios del padre Matt Baglio, después de documentar el viaje que hizo para poder volver a tener fe y los documentos, comprueban que esto si pasó. Qué quiere decir esto? Que al ser demasiado basada en hechos reales, la película tiene un enfoque distinto a todos los otros vistos en las demás películas de exorcismos. Aquí poco se nos mostrará acerca de los poseídos y de lo que tiene que sufrir su familia por tener a un weon con el horny dentro, es mas desde el punto de vista de los exorcisadores, como trabajan, contra que cosas se enfrentan, y como se dan cuenta de si el caso es real o no.

  El Rito no es como la típica película de posesiones demoniacas en donde a la mina se le da vuelta el cogote, vomita una wea verde y le toca los cocos al cura diciendo garabatos. De hecho la explicitez de la película es casi nula. Al saber que la película está basada en hechos reales y confirmados, no hay mucho en realidad que se salga de los cabales, ni que nos haga cagarnos de miedo, porque  no trata de matarnos de susto, sino de angustiarnos con el horror de las situaciones en si. Más psicológica que cualquier otra, El Rito es el testimonio de la situación “paranormal” que sufrió Matt Baglio. Y si no hay mucho susto que digamos, entonces tenemos que enfocarnos en los puntos fuertes que tiene.

 Su ritmo y su guión son de una calidad absoluta, siendo el primero, mas predecible que el segundo. Rítmicamente la película goza de un buen equilibrio, entre momentos de calma en lo que mas de algún “Christian tip” nos enseñan y en los momentos en los que la wea se pone tensa. La poseída en esta película es una embarazada, que nos hará disfrutar de una que otra escena que nos pondrá incómodos y por otra parte (las mas notables) en las que los propios sueños de Baglio podrán hacer el intento de hacernos saltar de la silla, personalmente, no salté de mis ruedas, pero no todos son como el valiente mojón. Si hay algo que se le pueda reclamar al Rito es su ritmo, puede ser que el espacio entre tensura-descanso es demasiado predecible, sobretodo en los tiempos que estamos viviendo. Se habría agradecido un poquito mas de dinamismo a la wea para que no supiera tanto a mas de lo mismo. 

Su guión por otro lado, es otra wea. Aquí tenemos unas frases buenísimas que solo se ven mas iluminadas por el maestro Hopkins a la hora de actuar, sin duda un vendavál de conversaciones que siempre van dejando algo que peude servir de lección si cree en Dios, y si no cree en el, entonces lo va a pasar bien igual, porque harta razón tienen las weas. Totalmente creíble desde cualquier punto de vista, ya sea desde un hecho real, o de fantasía, El Rito es una de esas historias que perfectamente puede caber en cualquiera de los mundos cómodamente. Tenemos como siempre giros en el guión, falsos finales, y misterios que a medida que vamos avanzando en la película se iran desarrollando a modo de flashbacks, que básicamente no aportan nada nuevo al género (como toda la película en realidad).

Hasta ahora vamos bien, por lo que les describo, esta wea parece que no tiene nada de malo, verdad? Pero que hay del terror? Esta película es de terror o no? (nada mas triste que preguntarse weas solo), el único terror que veremos en esta película es el terror de la realidad misma, que puede que nos inquiete en mas de una ocasión, pero bajo ningún punto nos causará miedo (excepto a Zompkin, que ve a un poseído y se encierra a llorar en la ducha como si lo hubiesen violao). Las situaciones que se vivirán en la película son bastante fuertes si la vemos en el contexto del día a día, osea, para eso nos venden la pomada en toda la película, para que sepamos que lo que vemos no es ficción y tal vez eso es lo mas inquietante que tiene. Además, el cuestionamiento de Baglio, nos tendrá siempre entre el esceptisismo y la superstición, contra la fe y las cosas que no logramos entender. Al final, como en El Exorcismo de Emily Rose, seremos nosotros quienes juzguemos si creer o no lo que vimos (como dije denantes, nada nuevo).

Lo que si destaca y lo mejor que tiene esta película, son sus actuaciones. Tenemos a un Anthony Hopkins veterano ya en películas que juegan con la psiquis humana y que con su interpretación en El Rito, solo acrecienta la sensación de incertidumbre que sufriremos en toda la película. Tenemos a Colin O’Donoghue (Puta que me costó escribirlo DX) que es el típico culiao que está ahí casi como espectador y que a pesar de que su historia es bastante perturbadora, no tiene mucho que aportar mas que el testimonio, de hecho, abre el hocico para puro preguntar weas. Si bien no contamos con un protagonista muy carismático que digamos (no a niveles agente especial Hoffman de Saw) si tenemos a un weon que cumple su tarea y a actores “secundarios” que nos harán creer que la wea que estamos viendo no es chamullo.

La música es otro de los puntos que me llamó la atención, no está presente en toda la película y a veces cuesta un poco tomarle atención, pero la verdad es que es un trabajo bien logrado, en el que ocupan el silencio como un buen recurso, no para asustar, pero si para crear atmósfera, que es el otro punto en que esta película destaca.

  Quiero antes de terminar, darme una licencia preparen your annuses, porque aquí va el medio SPOILER: Al final de la película, Anthony (tenemos la confianza) es poseído por el demonio que está tratando de sacar, osea el final boss. Esta parte es especialmente espeluznante, como dije anteriormente, no por el terror, pero si te mantendrá pegado a la tele hasta que termine y por esa pura escena, vale la pena mamarse toda la otra parte, un clímax (esa palabra se me imagina una porno) simplemente brillante. FIN DEL SPOILER.

    Entonces, en resumen, tenemos una película que transmite emociones fuertes, pero no de las que estamos acostumbrados a ver en una película de terror, no saltaremos, no sentiremos el deseo de parar la película y darse una vuelta pa quitar el miedo, pero si algunas emociones inquietantes, emocionantes, y tal vez desconcertantes. Con esto no quiero decir que llegue a los niveles David Linch, pero de verdad que salva. Si usted quiere verla con alguien mas de la familia puede, pero no con cabros chicos, mire que si ve tanto cura capaz que se ponga jugueton y salga alguien analmente herido. Si quiere verla con su mina, véala, se va a sentir mas macho que la chucha donde no da susto, pero por favor, no piense que le va a crecer el pico por verla, porque cualquier weon charcha puede verla solo (como yo u.u).

Lo bueno: Todos los puntos que toca, los maneja de buena manera, no queda mucho al azar y tiene una calidad bastante notable. Fotografía bonita, música OPORTUNA (porque sabe cuando tocar), buenas interpretaciones y una duración que es la justa medida para no caer en el tedio.

 Lo malo: Puede que lo peor de esta película sea que no sale del montón. Si bien sobresale de las películas de exorcismos, no lo hace como película taquillera del montón, no aporta básicamente nada nuevo y será fácilmente olvidable.

Nota Mojón con Choclos: 7.5/10 (lo sé, hable puras weas buenas y le saqué esa nota, pero        puta, soy exigente ahora po wn)
Nota IMDb: 5.9/10 (ponen notas tan bajas que hacen pensar que saben de cine estos culiaos).

Nos veremos en otra ocasión con mas películas tan buenas como esta (mentira, no era tan buena, y puede que les traigamos puras weas para la próxima) ADIOS.

Escrito Íntegramente con el culo, por Mojón con Choclos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada