viernes, 8 de marzo de 2013

Gatti Rossi in un Labirinto di Vetro

Como están fanáticos de lo insano que nos visitan de todo el mundo!! Si cabros qliaos, hoy estoy feliz y lo estoy tanto que revisaremos una produción italo-española que se hizo notar en los 70's, me refiero a EYEBALL. Un film bastante peculiar y fetichista en cuanto a su trama. Vamos, sienten su raja en el pc, suéltense la corneta, lávense sus manos (por favor no queremos chele en el teclado) y dígnense y atrévanse con este giallo.










Nombre original: Gatti Rossi in un labirinto di Vetro (Eyeball)
Nombre hispano: El Ojo de la Oscuridad (españoles cagando el título del film en 3,2,1...)
Género: Terror
Temática: Giallo
País: Italia / España
Duración: 97 Minutos
Año: 1975
Director: Umberto Lenzi
Guión: Felix Tusell, Umberto Lenzi
Intérpretes: Andres Mejuto, Ines Pellegrini, John Richardson, Martin Brochard


Que comience el show, conshetumare! Unos turistas americanos, más aweonaos y mentirosos que mojón con choclos, van a turistear a Barcelona. Todo, mis muchachotes, iba bien hasta que a una aweonaah reqliaah se le ocurre ser asesinada perdiendo como bonus track un ojito (jijiji). Puta y como era de esperar, queda la cagaah, pero no se preocupen porque aunque no llegó nuestro superhéroe Popene a meter su cornetón en esto si lo hizo un comisario que ya está listo para jubilarse con una idea bajo sus cocos caídos... Mandar a estos turistas qliaos a un hotel para ver quién puede ser el serialkiller, no obstante, este no sabía que el asesino de turno tiene más tiempo que la chucha libre (buena mojón qliao) y continua matando a las minas turistas del grupo extrayéndole un ojito (jijiji). Quién podrá salvarnos que me dio miedito??




Gracias a Mario Bava y a mi ultra querido ente cagao del mate Dario Argento, en los 70's nacieron diversos giallos influenciados por estos. Mientras en las salas de cine ya habían dejado la cagaah DON'T TORTURE A DUCKLING (Lucio Fulci mis helmanoh), y otras weas que no recuerdo, un tipo medio wn, ido y virgen (no es mojón con choclos no se confundan por favor) llamado Umberto Lenzi sacó este film de la punta de su tula. Pero no me miren feo ni me amenacen, en seguida les cuento quién chucha es este qliao. El señor Lenzi es conocido por ser un director italiano del cine relacionado íntegramente a lo exploitation, es decir, estrujarle los coquitos a un concepto a más no poder en alguna película. Es por ello, que este nuestro nuevo amiguito fue conocido por sus film llenos de violencia y temáticas medio aweonaas que las tomaban gratuita y lamentablemente con los animales (quizás gracias a esto, no es muy bienvenido en este espacio de mierda), es por ello que hizo mucho ruido en los 70's y 80's con esto (mania qliaah de los italianos con ponerse weones con los animales). Si quieres saber un poco más de este qliao que ya no me está cayendo bien (se dieron cuenta de mi bipolaridad?) veánse CANNIBAL FEROX (1981) y sabrán a lo que voy.


EYEBALL se intenta parar de frente con sus pares giallos pero si les soy sincero este lo hace a duras penas especialmente si lo vemos desde nuestros tiempos. Esta película lamentablemente no es como el vino, el tiempo le ha dado una patada en la raja que cada vez más le agranda el hoyo. De partida, se nota que la wea es añeja y que los ritmos son demasiado distintos. El señor Lenzi, sabia que tenía que preocuparse de la velocidad a la hora de los asesinatos pero aun así falla lamentablemente. La historia es aceptable y mamable pero lo que le pasa la cuenta a este film es su escaso presupuesto y ambición, quizás en lo único que se enfocaron bien es en mostrarnos esas sacadas de ojos que están bien aceptables y nada más. Lamentablemente debo decirles mis washos que la historia no es nada del otro mundo.


Como les dije anteriormente, el señor Lenzi intenta fallidamente en entregarnos un film rápido PERO que es poco atractivo de una, simplemente no pega. Ya a los 15 min tenemos ya una muerte y bien piola pero el sueño suele ganar más rapido. Simplemente no podía aguantar lo que me ofrecía este tocayo, quizás mi amigo no eres tu... soy yo (que mariconazo salí por la cresta). Pero esta cosa la noté cuando cada vez que intentaba ver esta wea, me ponía hacer otras cosas, no se, no me metía (y eso no pasa mucho mis señores). Pero para serles objetivo, el film tiene una buena velocidad y suficientes muertes para mantener a un enfermito mental con down despierto (quizás).


Lo que sí no me agradó para nada es la banda sonora requeteultra repetitiva, la misma wea de canción suena cada 5 min y es una wea más veraniega que relacionada a algún film de esta índole. O estos wnes eran fanáticos de George Romero en cuanto al soundtrack o todos eras tontitos en esa época. Como nos enseñó nuestro amigui Argento, la banda sonora es primordial a la hora de degustar una historia, es la que le entrega personalidad a la escena, le da un toque, un énfasis distinto. Acá en EYEBALL la wea está por estar, no tiene fin alguno, y es más repetitiva que los ataques de reflujos de mojón con choclos (casi se nos muere el otro día por esa wea el pavo qliao ese).


La línea actoral esta penca quizás por el presupuesto, quizás por el mal ojo del señor Lenzi pero los actores de verdad son pencas. Yo cacho que ni siquiera van para el pavo de oro, nadie resalta, todos del montón pero lo que si valoro es la digna cantidad de italianas ricas que vemos. Quizás al menos por ese lado, sus creadores se dejaron llevar por su corneta generando un digno acierto. Pero a la hora del suspenso, a la hora de otorgarle seriedad a alguna situación, estos wnes no se la podían. Acá reina la sobreactuación, insisto las únicas que llevan la bandera de guerra son las camboyanas, incluso hay una negra que esta bastante piola que se pega una digna escena de lesbianismo para sacarnos del obvio aburrimiento y entregarle un poco de entretención a nuestro melón caezón pirata.


Pero les insisto, si hay algo bueno en esta cosa son los asesinatos que cumplen con su objetivo y más si lo actualizamos a la época. O sea, hasta el día de hoy sigue siendo fuerte que a alguien le saquen los ojos. Como que cuando uno ve estas cosas duelen, como que nuestra visión es una parte tan delicada y fifí que hasta algún pequeño golpe en el ojito o algo cercano a esa zona nos provoca un extraño retortijón en el estomago. Así que mis señores si ustedes buscan algo de gore sin ser exploitation pónganle play. Hablando de ese concepto, aquí en EYEBALL la sangre no es lo que se explota sino la extracción del globo ocular derecho, esto en más de alguna vez se ve de forma directa lo que impacta de todas formas (se nota que aunque la cosa no tenía mucho presupuesto, al menos en esas partes le ponían amor).



LO BUENO
EYEBALL es un film pasable de la temática giallo que tiene bastantes muertes y un buen ritmo (aunque insisto que a mi me dio harto sueño de todas formas) en donde resaltan sus minas ricas y sus buenos asesinatos y que al menos en cuanto a ritmo (porque aunque es rápido se me hizo eterna INSISTO) se pega su turbo en el desenlace cagándonos la psiqui con el asesino de turno y su identidad (como todo buen giallo debe hacer).



LO MALO
Su bajo presupuesto se nota de lejos, quizás con un poco más de morlacos se hubiese podido conseguir mejores actores y la historias podría haber sido distinta. Lo que si no me gustó para nada es la estética del asesino de turno, esos guantes culiaos naranjos tipo chillón no calzan en este formato. Es como que el asesino sea nuestra madre cuando lava la loza y se pone esos guantes qliaos de plástico. Quizás el maestro Argento me mal acostumbró con esa preocupación estética que giraba en torno al asesino en sus historias.


EYEBALL es un film recomendable para todos los seguidores del subgénero giallo que tiene buenas muertes. Por favor alejarse cinéfilos con gustos ultra exigentes o que odian lo añejo porque en esta historia sólo encontrarán más y más aburrimiento.

Nota de zompkin: 6.5/10
Nota de IMDb: 5.9/10 (puta que me siento exigente y aweonao cuando concuerdo con estos zanganos).

Se despide zompkin, conshasdesusmadres!!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada